GS Pointers

Estándar FCIEstandar AKC ・ Machos ・ Hembras

El Pointer Alemám: Perro de Casa y Caza.


Por: Alejandra Hernández Landa Landa& Gerardo Bernard Hernández Landa

kata 99


¿Por qué creemos que un Pointer Alemán no es apto para vivir en nuestro hogar? Cuando escuchamos hablar acerca de un Pointer Alemán, lo primero que nos viene a la mente es un perro únicamente para cazadores o para personas que cuentan con cientos de metros de jardín o incluso hectáreas de terreno, pero ¿Esto hace que esta raza no puede habitar con nosotros en la ciudad?  Esto era lo que nosotros pensábamos antes de convivir con uno, ahora sabemos que ejercitarlo de manera regular y dedicarle un tiempo de juego es suficiente para asegurar un buen perro familiar que no causará destrozos dentro de nuestra casa. No es necesario ejercitarlo en un jardín ni soltarlo a correr en terrenos inmensos; es mas que suficiente sacarlo a dar una vuelta en bicicleta, salir a correr o a pasear con  él para que  este tranquilo y pueda  haber una buena convivencia  dentro de la casa.

El Pointer Alemán de pelo corto es un perro muy activo, tiene mucha energía, es sumamente inteligente y si es ejercitado lo suficiente, es un excelente perro para vivir en familia ya que es muy agradable y un muy buen compañero; a pesar de haber sido creado para ser el compañero ideal de un cazador.

Físicamente es un perro muy elegante  y muy atlético y por lo tanto requiere de ejercicio diario ya sea con largos paseos de preferencia corriendo o jugando mucho con él; si no se ejercita o no se le hace caso pudiera  llegara  a  ser  un  perro  hiperactivo  y  algo destructor en la casa. Tiene un carácter muy amigable, afectuoso, poco reservado y se hacer querer por todos los miembros de la familia por igual, sobretodo si son sus compañeros de juego o son quienes lo sacan a pasear, les encanta recibir visitas y no son fastidiosos con ellas. Son muy protectores ya que siempre avisan cualquier ruido o persona rara que oyen o ven, son  fieles, no  les agrada  estar aislados de la familia y les agrada la convivencia con otros animales aunque no sean de su especie o de su raza.

Max 70

Para poder tener a un Pointer Alemán lo ideal es contar con jardín, ser miembro de una familia atlética, pero con sólo tener la disposición y el tiempo para ejercitarlo y jugar con él en forma suficiente será un buen habitante de la casa o de un  departamento. Este ejercicio es sumamente importante si se quiere tener un perro
tranquilo, familiar y de compañía dentro del hogar.

Recordemos que su función zootécnica es la de un perro diseñado especialmente para el trabajo de campo, un excelente perro de caza con un instinto sumamente desarrollado, con gusto por ladrar y cuyo fin específico es perro de caza  polivalente, con  esto  nos  referimos a que puede desempeñar su función en cualquier terreno y no se limita a solo una actividad, ya que además de apuntar también es un muy buen cobrador en tierra o en agua.

Pero eso no es todo, el Pointer Alemán es también utilizado como perro para pruebas de agilidad ya que es un perro con muy activo, con disposición y flexibilidad. Estas cualidades lo hacen ideal para realizar este tipo de pruebas las cuales le permiten al dueño integrarse con su perro como un equipo en una actividad familiar independientemente si participa en una exposición de conformación y belleza o si realiza actividades de cacería.

Con todo esto nos damos cuenta que el Pointer Alemán es un perro ideal para ser partícipe en todas las actividades que su amo realice sean del tipo que sean y que estará siempre dispuesto a acompañarnos a donde queramos, a trabajar el tiempo que sea necesario y a jugar siempre que estemos dispuestos a hacerlo, ellos  siempre estarán satisfechos de estar activos sin importar si es el padre de familia,
los hijos o incluso los invitados quienes realicen estas actividades con él. Siempre encontrará a un miembro de la familia con quien se identificará más pero no por eso será indiferente con los demás, al contrario, se alegrará más y estará más agradecido cuando otras personas le dediquen tiempo y convivan con él.

 

 

© Gerardo Bernard Hernández-Landa 2015